Toyota sigue aumentando los precios y todavía no tienen techo

Toyota sigue aumentando los precios y todavía no tienen techo

Después de las pérdidas regionales trimestrales y el fuerte aumento de los costos de los insumos, Toyota planea trasladar los costos crecientes al consumidor, según cita un informe del sitio Automotive Information

El sitio cita que los ejecutivos de Toyota solo necesitan decidir exactamente cuán significativos serán los aumentos.

“Realmente nos estamos devanando los sesos tratando de encontrar el nivel de precios apropiado”, dijo el director de comunicaciones, Jun Nagata, en el anuncio de ganancias trimestrales de Toyota el 1 de noviembre. “Hemos comenzado a reflejar esos precios más altos en el vehículo tanto como sea posible”.

Es común que los precios de vehículos nuevos aumenten en montos de al menos unos pocos cientos de dólares cada año y, en algunos años, ver un aumento a mitad de año.

Una solución que está estudiando Toyota, es aumentar la frecuencia de los saltos de precios. Otro método para aumentar los precios que muchos fabricantes de automóviles, incluido Toyota, han estado utilizando recientemente es reducir los modelos básicos, lo que aumenta efectivamente el precio de entrada.

Apenas el mes pasado, la compañía eliminó el sedán L base de su línea Corolla, lo que resultó en un precio inicial más alto de $1125 dólares.

El precio del hatchback Corolla aumentó $1800 dólares en el SE y $2315 dólares en el XSE, aunque Toyota también redujo el precio inicial del Corolla híbrido en $1250 dólares.

Abandonar la opción básica generalmente significa perder el automóvil con el margen de beneficio más bajo para los fabricantes. También eleva efectivamente el piso de propiedad para los compradores.

Según el informe, las expectativas de precios de los consumidores es uno de los factores que los ejecutivos de Toyota están utilizando para medir los aumentos.

La advertencia de aumentos de precios inminentes se produjo durante un anuncio de ganancias trimestrales el 1 de noviembre.

La empresa necesita hacer ajustes para compensar las pérdidas operativas regionales del brazo norteamericano de la empresa. Además, Toyota también está considerando aumentos de precios también en Europa, y por razones similares.

El fabricante de automóviles revisó a la baja su objetivo de producción anual, con el jefe de compras Kazunari Kumakura culpando en parte a la real escasez de chips semiconductores y comentando: “No sé cuándo se resolverá la escasez de chips”.